Investigaciones raciales para tiempos revueltos

En estos tiempos de crisis económica, política, social, moral… en fin, en estos tiempos de apocalipsis galopante en que se aproxima el Juicio Final -no se aleja nunca, que se sepa- uno puede preocuparse por el hundimiento de Islandia, por poner a buen recaudo sus euros, por darse al vicio (total, es el fin) o por invertir sabiamente el tiempo y el dinero y hacerse un test genético para saber si es vasco.

La vasquidad, esa suerte de negritud patria, acompañada de txapela, txacolí y otros palabros del estilo ya no es como antaño cuestión de acreditar un número n de apellidos vascos, método poco fiable y facilmente falseable (al fin y al cabo, el Maligno adopta nombres varios para confundirnos).

No, amigos y amigas, ahora uno puede con los métodos científicos más modernos y por el módico precio de 105 euros (de salida) descubrir si es vasco, judío, vikingo o la reencarnación del caballo de Espartero. Y todo gracias a iGENEA.

Años y años luchando desde la izquierda para fomentar los lazos entre la gente con independencia de su lugar de origen, su pigmentación o sus bailes regionales para darnos de bruces con esto.

¿Qué tiene de interesante ser vasco o austro-húngaro?

¿Va a cambiar en algo nuestra vida por ser de un origen u otro?

Espero que no, porque por ahí se empieza y ya se sabe por donde se acaba.

4 respuestas a Investigaciones raciales para tiempos revueltos

  1. David Bensoussan dice:

    Este tipo de estudios genéticos son los que han acabado definitivamente con las ideas racistas, e incluso con el mismo concepto de raza.
    Jugando con los genes se llega a la conclusión de que no existe ninguna raza negro, y que los somalíes están más cerca de los suecos que de los ganeses.

  2. luisvalcarce dice:

    Convendrá conmigo en que el fin que se ofrece en el estudio no es precisamente demostrar que somos iguales con independencia de nuestra pigmentación u otros rasgos. A mi es lo que me preocupa; que haya quien crea interesante descubrir que es de ascendencia vasca o armenia como si eso fuese un privilegio.

  3. j m buzarra dice:

    Bueno, a mi no me importa conocer mi arbol geanológico o de mis ancestros o como quiera que se llame, pues tengo claro que para cuatro días que estamos en este granito de arena perdido en el cosmos…..En fín, parece que es un engañabobos y un sacacuartos este nuevo invento.

    La tTerra sera el Paraiso, patria de la humanidad….Agrupémosnos Todos…..

    Un abrazo

  4. jandrescm dice:

    Una é de onde pace non de onde nace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: