La política está en todas partes… incluso en los botellones

Acabo de llegar a casa, son las dos y cuarto de la madrugada y vengo de un botellón. Tranquilos, no he bebido; he ido con unos compañeros de la caravana de Xuventudes Socialistas de Galicia a entregar materiales de campaña a los jóvenes que estaban haciendo botellón en una parte de la Alameda de Santiago… y he llegado a varias conclusiones.

La primera es evidente: me estoy volviendo viejo. Después de unos años sin pisar un botellón (copiando a Silvio: yo también padecí de esos dolores ) me sentía extraño, un tanto perdido y fuera de lugar.

El tiempo pasa a una velocidad de vértigo y no tiene marcha atrás. Me lo pasé muy bien en su momento yendo a botellones y juergas varias, pero en ese momento tenía ganas de volverme a casa, taparme bien y dormir. Supongo que influirá el tener que trabajar al día siguiente y mi timidez a la hora de entregar propaganda electoral, pero el factor determinante es que ya no soy tan joven o que soy joven pero no tengo 18 años.

La segunda conclusión a la que he llegado o que, más bien, he reafirmado, es que la política es omnipresente. Somos animales políticos y se hace política hasta en un botellón.

Verán, confieso que repartí poco material, pero estuve una hora hablando con distinta gente de política, de su percepción de las cosas, de las elecciones, de la economía, de los candidatos. Por muy sorprendente que pueda parecer, el estar rascado o con dos copas de más no anula la capacidad de cualquiera para hablar de política. El tópico de que al botellón se va sólo a beber es falso, al igual que el tópico de que los jóvenes pasamos de la política.

Cuando uno se encuentra a la 1:30 de la madrugada hablando con gente de su opinión sobre como va el país o sobre los debates, mientras se toman una copa y pasan un frío de la leche, es cuando se percibe que la política interesa a todo el mundo.

El hecho de que un chico de veintipocos años te regale parte de su tiempo de ocio contándote lo que piensa de la situación laboral, del futuro, es algo que a muchos podrá sorprender, pero es porque en parte nos hemos creído el discurso interesado que, por parte de cierto sector social, pretendía presentar a la juventud como pasota.

Esta gente del botellón no sólo no pasa de política sino que incluso te puede sorprender al filo de las 2 de la madrugada diciéndote que la subida del precio del petróleo es irremediable y que si sube el petróleo sube lo demás. Y todo eso mientras se toma un cubata. Estarían borrachos o no (yo no lo sé) pero tienen bastante más sentido común que Pizarro y Rajoy.

Una respuesta a La política está en todas partes… incluso en los botellones

  1. adri5 dice:

    la adolescencia es un agujero en la mente del que recuerdas el tiempo que has perdido durante la misma buscando quien quieres ser, que cosas hacer. Es un agujero porque durante esta etapa de cuelan goles por todos los lados, no tienes “las ideas claras”. Pero yo prefiero no tenerlas “tan claras”, Bush tambien tiene las ideas “claras”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: