Entonad el Peán (una invitación al combate)

Hace ya unos años que leí la Anábasis o retirada de los 10.000 de Jenofonte y descubrí en sus páginas la mística de la milicia, entendido ello en su más pura esencia: hombres libres que se embarcan en un combate contra un enemigo superior aparentemente pero débil en el fondo porque un ejército de esclavos siempre carecerá de la fuerza de los libres.

Cuenta Jenofonte que los griegos antes de combatir entonaban el Peán, y que animados por su canto, estos hombres libres se lanzaban implacables al combate.

Años después, otros hombres y mujeres libres comenzaron a entonar cantos para animarse ante la batalla contra la tiranía. La Marsellesa es un buen ejemplo, porque aunque sangrienta en su letra e incluso racista por momentos, no se puede dejar de vibrar con el aux armes, citoyens/formez vos bataillons.

De vez en cuando hay que entonar el Peán, hay que cantar La Marsellesa, o tararear La Guantanamera, y -como personas libres- enfrentarse al riesgo de la tiranía y entrar en combate dialéctico con ánimo alegre y dispuesto al sacrificio personal.

Yo te invito hoy, amable lector, a que cantes tu propio himno, el que tú quieras, y te dispongas a luchar, porque esta campaña será dura pero nos jugamos mucho: continuar avanzando o retroceder a la caverna del odio y del rencor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: