Israel: un estado teocrático

Hace años que ya no me escandalizo de la hipocresía occidental respecto a Oriente Medio (he hecho callo). Se suele llevar el debate a puntos maniqueos de enfrentamiento entre el bien y el mal, Oriente frente a Occidente, etc. Los medios participan de la fiesta de la desinformación hablando de Israel como un país que comete excesos, pero que al fin y al cabo es una democracia: es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta. Además se le suele presentar rodeado de hostiles adversarios fundamentalistas y, particularmente, del malvado Irán, ejemplo de teocracia represora de los derechos humanos (extremo que resulta innegable).

Pues lamento darles un disgusto: Israel es un estado teocrático con muchos parecidos a los demás estados de la región, incluido Irán.

¿No se lo creen?

El fundamento de Israel como estado es una religión: el judaísmo. Son judíos los que fundan Israel, con una cultura y una religión determinada. Dejan vivir a musulmanes (a algunos, a otros los echan y les joden los olivos) y a cristianos (son bastante pocos) pero ellos, su ejército, su cultura, su religión, son judíos.

No tiene nada de malo ser judío. Grandes personajes de la Historia son judíos. Jesús de Nazaret era judío, y -que se sepa- nunca dejó de serlo. Ahora bien, el ser judío no es algo que lo haga a uno mejor ni peor (lamento decir que yo no creo que sean un pueblo elegido).

Israel, al igual que Irán, no es un estado laico, sino un estado confesional, donde los no judíos son ciudadanos de segunda. Esta confesionalidad, que en principio no tiene porque ser excesivamente problemática (muchos países europeos son confesionales aunque respetan la libertad religiosa) en el caso de Israel produce algunos efectos indeseables, particularmente en el campo de los derechos civiles.

Israel, como estado de raíz teocrática, tiene un ordenamiento jurídico también teocrático donde podemos encontrarnos con una situación en materia de derechos civiles que no es homologable a un estado como España, sino más próxima a estados como Marruecos, Irán, etc. Es para quedarse pasmado, pero, tal y como informa el diario Público, en Israel no existe matrimonio civil y, consecuentemente, tampoco una institución equiparable al divorcio.

Da igual que sean creyentes o no, en Israel sólo existe el matrimonio religioso sometido a los Tribunales Rabínicos. ¿Les resulta kafkiano? Imagínense que en lugar de dirigirse a un juzgado para dirimir cuestiones jurídicas en materia matrimonial, tienen que acudir a la parroquia y luego al obispado.

En materia de divorcio se sigue el Talmud, que tiene un carácter absolutamente machista, puesto que es el hombre el que concede el divorcio. Si al marido no le da la gana: no hay divorcio. La mujer no podrá volver a casarse y los hijos que pueda tener serán legalmente bastardos. Esta situación vulnera unos cuantos tratados internacionales y principios en materia de derechos humanos, aunque, habida cuenta de como se comporta habitualmente el estado de Israel, no resulta muy sorprendente.

El divorcio talmúdico es una institución causal, precisa que se alegue alguna causa, pero entre tales causas no está -entre otras- la violencia contra la mujer, aunque el hombre puede alegar prácticamente lo que le venga en gana para repudiar a su esposa.

Esta situación, es muy similar a la que rige en los países islámicos, cosa bastante lógica porque el Islam, al igual que el cristianismo, es una religión monoteísta que procede del judaísmo. En el Derecho islámico la figura que existe es el repudio por el marido, que según el Derecho Privado Internacional español no es equiparable al divorcio puesto que deja a la mujer en una situación de inferioridad e indefensión.

No voy a entrar ahora en otros temas que son mucho más graves y que equiparan también a Israel con sus malvados enemigos: secuestros perpetrados por el Estado, asesinatos extrajudiciales, falta de garantías procesales, uso de la tortura, robo institucionalizado de tierras, etc. Sólo quiero plantearles una pregunta: ¿si a los países islámicos los ponemos a caer de un burro por cosas como estás, por qué pretendemos equiparar a Israel con un país occidental cuando ni su Derecho ni su actuación como Estado lo hacen homologable?

PS: Dado que ciertos comentaristas, en lugar de discutir el artículo y su argumentación, han preferido insultar y conducirse con prepotencia y una total falta de respeto, he decidido no publicar ningún comentario que contenga términos ofensivos, insultos, etc. Asimismo, a partir de ahora para poder efectuar un comentario, habrá que cumplir con una serie de requisitos de los que informaré al final de cada artículo.

2 respuestas a Israel: un estado teocrático

  1. Bensoussan dice:

    Te falta decir que en Israel también hay tribunales islámicos que aplican la Sharia. El derecho de familia de los musulmanes depende de estos tribunales que aplican la ley islámica en cuestiones como el repudio, la herencia etc.
    Al no existir matrimonio civil no hay matrimonios mixtos entre judíos y musulmanes o cristianos. El rabinato ortodoxo no admite este tipo de uniones, así que en Israel son imposibles.¡Por no hablar del matrimonio gay!
    En todo caso no se puede comparar Israel con Irán. Allí no es que no se reconozcan los matrimonios mixtos, sino que directamente se condena a muerte a los infieles que se beneficien a un musulmana.

  2. Jorge Schussheim dice:

    Si bien es cierta la posicion predominante de la religion en el estado de Israel, su comentario respecto de que “Son judíos los que fundan Israel, con una cultura y una religión determinada” no refleja la realidad historica. Theodor Herzl, el fundador del sionismo y de la idea de un estado para los judios, no era un hombre religioso ni fundamentalista, sino un judio bastante secular. David Ben Gurion y Golda Meir eran socialistas y enemigos del poder teocratico. En Israel no hay matrimonio civil, pero hay una poblacion mayoritariamente antiteocratica que tieen la mayoria en la Knesseet, el parlamento israeli, pero tienen que pactar con las minorias religiosas para poder formar gobierno, ya sean los no religiosos de la derecha o los de la izquierda. No hay otro ejemplo comparable en toda la region.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: